Literatura infantil

Melbourne no solo es Ciudad de la Literatura, sino también Ciudad de la Literatura Infantil. La nuestra es la única ciudad del mundo que cuenta con dos ganadores (Sonya Hartnett y Shaun Tan) del Astrid Lindgren Award, el premio literario más lucrativo y prestigioso del mundo otorgado a un creador por el conjunto de su obra. Por si fuera poco, Melbourne es el hogar de varios autores e ilustradores populares, todos los cuales han cosechado éxitos tanto aquí como en el extranjero, entre ellos Alison Lester y Boori Monty Prior, ambos ganadores del título Australian Children's Laureate en años anteriores, además de Bob Graham, Andy Griffith, Paul Jennings, John Marsden y Judy Horacek, Sally Rippin, Base Graeme, Ann James, Leigh Hobbs, Terry Denton, Sofie Laguna y Morris Gleitzman.

Son numerosas las editoriales infantiles independientes afincadas en esta ciudad, así como las organizaciones que respaldan a la próspera comunidad literaria infantil. La Australian Children's Literature Alliance organiza el Australian Children's Laureate program, programa embajador australiano de la literatura infantil. El ganador de 2016-2017 fue Leigh Hobbs. The Children's Book Council of Australia cuenta con una delegación en Victoria que promueve también obras y autores a través de eventos como los anuales Clayton's Night y Book Week.

La comunidad literaria juvenil es muy dinámica, y cuenta con el Centre for Youth Literature y su excelente conferencia Reading Matters, que reúne a muchos de los mejores del país cada dos años. El movimiento comunitario #LoveOzYA está dedicado a traer la ficción juvenil australiana de talla mundial al público australiano. En la ciudad se pueden encontrar formas innovadoras de contar historias y compartir libros como Story Box Library y Bolinda Audio Books. Hay cuentacuentos en las bibliotecas de toda la ciudad, y The State Library organiza fantásticos programas de cuentacuentos y manualidades. El Itty Bitty Book Van es una divertida alternativa móvil.

Los libros infantiles no son nada sin las ilustraciones, y Books Illustrated viene apoyando y orientando a ilustradores infantiles, promoviendo sus obras y exponiendo y vendiendo su arte original y reproducciones desde hace décadas. Aunque se encuentra justo en las afueras de la ciudad, Dromkeen lleva tiempo involucrada en la promoción, exposición y desarrollo de la ilustración infantil. Galerías de arte comerciales como la galería No Vacancy en Collingwood exponen las obras de algunos de los ilustradores de la ciudad.

Instituciones de educación superior como el Royal Melbourne Institute of Technology (RMIT)Deakin University ofrecen cursos de escritura creativa para incentivar a los escritores, y la

Faber Academy dirigida por Allen y Unwin junto con el Text Prize for Young Adult and children's Literature se encargan de alentar a los escritores para que dirijan sus obras a este público. 100 Story Building en Footscray está realizando también una serie de proyectos excelentes para animar a los niños a escribir. Hay una cultura emergente de crítica infantil en la ciudad con la Australasian Children’s Literature Association for Research Conference (ACLAR). Australian Book Review cuenta también con críticos muy sólidos de literatura infantil.

Curiosamente, para un estado con una literatura infantil tan robusta, no hay un Victorian Premier's Award de literatura infantil (aunque sí hay uno de ficción juvenil). Para llenar el vacío está el Readings Children's Book Prize, que utiliza el método de revisión por pares.  Los Speech Pathology Australia Book of the Year Awards apoyan también a la literatura infantil y juvenil, mientras que los Yabba Awards y los Inky Awards se organizan desde Melbourne y son juzgados por lectores jóvenes.

Las librerías infantiles independientes y otras con amplias y activas secciones infantiles están en auge y contribuyen sobremanera a apoyar a la industria. The Little Bookroom acaba de cumplir 58 años y a él se suma en su pasión por los libros infantiles Readings KidsThe Younger Sun y Avenue Bookstore. Hay también varios festivales literarios dedicados a la literatura infantil, entre ellos el Fitzroy Children's Literature Festival y el Castlemaine Children’s Literature Festival.